Vino en una caja escondida
su tresses sedosos rojos prometiendo
cubos de queso y sudor
debajo de una tela blanca
Los zapatos hundiran en la tierra
enfusada con alcohol y lujuria
tirandome al fondo
al existencia que rahueme
Encima del piso arenoso
sin zapatos resbalamos juntados
moveremos nuestras caderas
en una ritual de la primavera
En una ritual de la noche
Siempre esperare hallar
El unico que pudiera tocar mi alma
el unico que se dejare tocar mi vestido
Pero la vista de la roja es tanto
y el vestido no esta tocado
y cerro la caja, cerro el poder,
la tentacian de llevarlo.
para abrir la posibilidad
en una noche en la primavera

– Vanessa